Ven y aprende con nuestro mapa conceptual de la atmosfera, donde conocerás  el origen, composición y estructura de la atmósfera terrestre

El origen de la atmósfera

Cuando se formó la Tierra, hace aproximadamente 4500 millones de años, la actividad volcánica era muy intensa.

Los gases procedentes del interior de la Tierra que salían a través de los volcanes formaron la atmósfera primitiva.

Los dos gases principales que formaban la atmósfera primitiva eran el dióxido de carbono y el vapor de agua.

El origen de la atmósfera
El origen de la atmósfera

Con el paso del tiempo la composición de la atmósfera fue cambiando. Los seres vivos fotosintéticos fueron fundamentales porque produjeron el oxígeno que poco a poco se fue cumulando en la atmósfera

(Te puede interesar saber sobre el clima y tiempo atmosférico)

Composición de la atmósfera terrestre

La atmósfera es la envoltura gaseosa que rodea un planeta. En la Tierra, esta envoltura está compuesta por una mezcla de gases llamada aire.

Los principales gases que componen el aire son:

  • Nitrógeno (N2). Es un gas incoloro e inodoro. Es el gas más abundante, ya que el 78 % del aire está formado por nitrógeno. Junto con el oxígeno forman el 99 % de la composición de la atmósfera.
  • Oxígeno (O2). Es un gas incoloro e inodoro. Forma el 21% del aire. Es imprescindible para la respiración de todos los seres vivos.
  • Argón (Ar). Es incoloro e inodoro. Forma el 0,9 % del aire.
  • Ozono (O3). Es un gas venenoso; sin embargo, es un gas importante, ya que en las capas altas de la atmósfera filtra las radiaciones ultravioletas del Sol, que resultan dañinas para los seres vivos.
  • Dióxido de carbono (CO2). Es un gas incoloro e inodoro. Forma el 0,03 % del aire. Es importante por dos razones: Lo necesitan las plantas para realizar la fotosíntesis (proceso por el cual producen materia orgánica). Es responsable del efecto invernadero, ya que el dióxido de carbón impide que escape parte del calor que emite la Tierra calentada por el Sol.

La estructura de la atmósfera

En la atmósfera se pueden distinguir cuatro capas en función de la altitud y la composición:

La estructura de la atmósfera
La estructura de la atmósfera
  • Troposfera. Es la capa que está en contacto con el suelo y tiene una altura de unos 10 km. En ella se encuentra el aire que respiramos. A medida que subimos en altura, bajan las temperaturas, hasta los 55 °C bajo cero. Es la zona por donde circulan los aviones.
  • Estratosfera. Comprende desde la troposfera hasta una altura de unos 50 km. En esta capa se encuentra la ozonosfera, una capa de gas ozono muy importante para los seres vivos porque nos protege de las radiaciones ultravioletas del Sol.
  • Mesosfera. Llega hasta una altura de 80 km. En esta zona se dan las temperaturas más bajas de la atmósfera, hasta menos de 100 °C bajo cero.
  • Ionosfera. Esta capa llega hasta los 500 km de altura. Contiene muy poca cantidad de aire. A esta altitud se desplazan algunos satélites artificiales.

La presión atmosférica y el viento

Al sumergirnos en una piscina notamos en nuestros oídos la presión del agua. Esa presión se debe al fluido que nos rodea y es comparable a la presión que realiza el aire de la atmósfera.

La presión atmosférica es ejercida por el aire y se debe a la atracción de la gravedad. Se mide en milibares (mb).

La presión atmosférica depende de la altura: es mayor a nivel del mar que en lo alto de una montaña porque la cantidad de aire que hay por encima es mayor.

En los mapas meteorológicos la presión atmosférica se representa con unas líneas curvas, llamadas isobaras, que unen puntos con la misma presión atmosférica.

Mapa conceptual de la atmosfera
Mapa conceptual de la atmosfera

El aire se mueve. El viento

En la atmósfera el aire se mueve debido a que el aire caliente es más ligero que el aire frío y tiende a subir a zonas más altas.

El espacio libre que deja el aire caliente al subir es ocupado por el aire más frío que está a su alrededor y así se produce el viento.

  • En las zonas donde el aire caliente sube, la presión atmosférica es más baja que en sus proximidades. Estas zonas de bajas presiones se llaman borrascas, y en ellas el viento va hacia el interior. Son zonas donde el tiempo atmosférico es inestable y con nubes.
  • En las zonas donde el aire frío baja, la presión atmosférica es más alta que en sus proximidades. Estas zonas de altas presiones se llaman anticiclones, y en ellas el viento va hacia el exterior. Son zonas donde el tiempo atmosférico es estable y el cielo está despejado.

Cuanto mayor sea el número de isobaras que hay entre un anticiclón y una borrasca, y más próximas estén entre sí, mayor es la diferencia de presión y más fuertes serán los vientos.

La humedad y las nubes

El aire suele contener siempre algo de humedad en forma de vapor de agua. Esta humedad procede de dos fuentes:

  • De la evaporación que se produce en mares, océanos, aguas continentales y sobre el suelo húmedo.
  • De la actividad de los seres vivos, producida por la transpiración de plantas y animales y el vapor de agua expulsado durante la respiración pulmonar. Cuando el aire se enfría, parte de la humedad que contiene se condensa y pasa a estado líquido, formando gotitas. Estas gotas se pueden formar:
  • Nubes. Son masas formadas por pequeñas gotitas de agua líquida suspendidas en el aire.
  • Rocío. Son pequeñas gotas de agua que se forman sobre cualquier objeto expuesto al aire. Si la temperatura está bajo cero, el rocío se hiela y aparece la escarcha.
Las precipitaciones
Las precipitaciones

Las precipitaciones

Cuando el aire se enfría, las gotas de agua de las nubes se hacen demasiado grandes y caen, produciendo precipitaciones en forma de lluvia, nieve o granizo.

Sigueme para mas material

A %d blogueros les gusta esto: