Qué es ciencia

Seguramente alguna vez te has preguntado por qué nuestro cuerpo y el de casi todos los animales son simétrico o por qué el Sol alumbra y calienta más que la Luna.

Por qué nos da frío tras ducharnos y antes de secarnos con la toalla o, simplemente, por qué aparecen tantas flores en primavera.

Siempre se nos dice que a estas preguntas y a otras muchas se responde con la ciencia. Pero ¿te has preguntado también qué es la ciencia?

La ciencia es el conocimiento que produce leyes generales a partir de la observación y la realización de experimentos que pueden reproducirse con total exactitud en cualquier momento y lugar, y que pueden utilizarse para predecir acontecimientos.

Estas leyes generales no son producto de usos culturales o ideologías, sino resultado de la experimentación.

Qué es ciencia
Qué es ciencia

Que permite la ciencia

La ciencia permite redecir, por ejemplo,

  • cuándo va a tener lugar un eclipse de Sol
  • qué productos se originan si mezclamos ácido clorhídrico con hidróxido sódico
  • qué sucede si tenemos fiebre y tomamos paracetamol o
  • qué pasa cuando dejamos caer una manzana u otro objeto.

Que abarca la ciencia

La ciencia abarca desde el estudio de lo muy pequeño hasta el de lo muy grande y, por ello, se subdivide en distintas disciplinas.

Dos de ellas, la física y la química, son las más generales y explican por qué el universo y la naturaleza funcionan como lo hacen.

La física estudia lo más pequeño: el átomo y su comportamiento, sus partículas subatómicas y las fuerzas a las que están sometidas.

La química aborda cómo esos átomos se unen para formar moléculas. Lo que estudiamos sobre física y química no solo es válido para nuestro planeta, sino que se aplica a todo el cosmos.

Mapa conceptual la ciencia
Mapa conceptual la ciencia

El método científico.

En todos los casos, la ciencia se caracteriza por usar un método común para llegar a la mejor aproximación que el ser humano puede realizar sobre cómo funciona el mundo: el método científico.

El método científico consta de varias fases:

Observación

Observación atenta del fenómeno que se ha de estudiar.

Conviene describir los aspectos más relevantes y anotar con precisión las circunstancias que acompañen al fenómeno.

Si mejoran la metodología y los instrumentos, mejora todo el proceso del método científico.

Formulación de hipótesis

Formulación de hipótesis para tratar de explicar el fenómeno examinado e interpretar los hechos observados. Las hipótesis son «verdades provisionales.

Experimentación

Experimentación para comprobar si son ciertas las hipótesis propuestas.

En ciencia, los experimentos se diseñan de forma que puedan ser reproducidos exactamente del mismo modo en cualquier lugar y momento.

En ocasiones, se realizan en sistemas aislados, como laboratorios, y, en otros casos, se analizan directamente en la naturaleza.

Ahora, en esta fase puede validarse la hipótesis, quedar descartada por las evidencias o dar lugar a la formulación de nuevas hipótesis que mejoren la interpretación previa del fenómeno.

Por ello, son necesarios instrumentos de experimentación adecuados. En este sentido resulta crucial el avance de la tecnología para diseñar y crear instrumentos de medida cada vez más precisos.

Análisis de los resultados experimentales

A partir de los datos empíricos, se elaboran tablas numéricas, representaciones gráficas, etc.

Que permiten la formulación de leyes partiendo de la deducción de ecuaciones matemáticas que relacionan empíricamente los distintos factores que intervienen en el fenómeno observado.

Elaboración de conclusiones finales

Elaboración de conclusiones finales y formulación, si es posible, de teorías que engloben las leyes empíricas deducidas con anterioridad.

No se limita a la extrapolación de los datos experimentales, sino que también supone un trabajo teórico. De este modo, la ciencia consigue responder al porqué de las cosas.

Sigueme para mas material

A %d blogueros les gusta esto: